Contar hasta diez: algo de cuento con Mucho Cuento

IMG-20140203-WA0002Contar hasta diez, sin prisa. Disfrutando en cada paso, en cada salto de dígito. Asimilando el avance de los números hasta llegar a la cima marcada. Una vez allí, mirar hacia abajo y comenzar la cuenta atrás, cayendo desde la cúspide en un descenso vertiginoso.

Esto es lo que a veces siento cuando leo cuentos. Una suma de posibilidades que se va formando mientras camino por la historia, expectante por lo que pueda ocurrir. Y casi siempre, en los finales, recorro el camino de vuelta a toda velocidad, para situarme en la primera frase y volverlo a conocer todo por primera vez. Y también la mayoría de las veces, lo que aparece por delante ya es distinto. Como si las señales que mi memoria hubiera dejado en la anterior lectura me dijeran que hay otros detalles a los que atender, otros puntos de luz donde poner la mirada.

La Asociación Cultural Mucho Cuento presentó el mes pasado en la Galería Carmen del Campo (Córdoba) un nuevo libro que reúne a diez autores que me han permitido disfrutar de esta experiencia que, por más que se repita, es continuamente distinta. La presentación fue un acto sencillo y ameno con vocación de seguir potenciando la unión entre distintas disciplinas: arte, música, cuento… Y también lugares, porque Mucho Cuento lleva tiempo apostando por realizar presentaciones y actos en rincones de Córdoba donde el género breve va ganando un lugar propio. En cuanto a lo mencionando antes, en relación al arte, hay que destacar la maravillosa portada del libro, que es una imagen de una obra perteneciente a la pintora cordobesa Sara Moyano, una excelente manera de coger impulso con total serenidad y abrir el libro para Contar hasta diez.

Puedo asegurar que lo harán. Y entre cada cifra es posible que les pase como a mí, y confirmen que este género es el espacio idóneo para ubicar los pedazos dispersos de un universo fragmentado. Unos pedazos que contienen detalles que constantemente se muestran como indicativos de cualquier historia que está a la espera de ser contada.

Este libro también es un buen ejemplo de lo que predomina actualmente en el género cuento: la diversidad. Aparecen entre las historias una variedad de técnicas, enfoques y temas que posibilitan la identificación más o menos plena.

Hay que resaltar el mérito de Mucho Cuento y valorar todo lo que han conseguido hasta ahora con el apoyo de todos los escritores que han participado en los números publicados y de esas otras personas que han ayudado para que nos lo puedan seguir contando. Se debe mencionar que esta publicación es la número doce de esta asociación en apenas ocho años, conformando una plantilla de autores que han colaborado que va desde escritores renombrados como Rosa Regàs, José María Merino, Manuel Moya, Fernando Iwasaki, Andrés Neuman, Manuel Moyano, Ángel Zapata, Hipólito G. Navarro, etc., hasta esos otros escritores menos conocidos pero que comparten el mismo entusiasmo por el cuento que los anteriores

Como nos dejó dicho Medardo Fraile -que aparece en este libro gracias al autor del prólogo, Pedro M. Domene-, que también formará parte de la familia Mucho Cuento para siempre:  “La gloria del cuento es la brevedad. En realidad, nadie sabe lo que es un cuento. Al que cree saberlo, se le nota, porque escribe un mal cuento”.

Esto no es un cuento aunque sí va a ser breve. Sea lo que sea, aún no está escrito. Volvamos a Contar hasta diez.

Anuncios

Acerca de diegomaringalisteo

Aún no está escrito
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s