Yo soy la locura, de Andrés Ortiz Tafur

Te has prestado a ser la cabeza a la que apunta el revólver.

20151104_195129

Con el comienzo de “Tu último deseo”, cuento escrito por Andrés Ortiz Tafur, incluido en su libro Yo soy la locura (Huerga & Fierro Editores), nos despedimos en la tercera sesión del Taller de escritura creativa de la Biblioteca Pública Provincial de Córdoba. Una semana para escribir una historia con ese inicio. Un relato que comienza apuntando muy alto y que dará pie a otros mundos.

Hace varios meses leí por primera vez el libro de Andrés, y al llegar a ese cuento tuve claro que lo utilizaría en los talleres. La tensión creada al principio no decae en ningún momento y la narración se sucede entre palabras que en cualquier momento podrían convertirse en un disparo. Si escribir es darle a la realidad más de lo que la realidad nos da a nosotros, Ortiz Tafur asume con maestría ese compromiso.

La complicidad con sus historias surge de manera natural. Como si fuera natural construir una vía de tren con la que recorrer el mundo de “Caminando en círculos”. Como si lo normal fuese jugar con el narrador para romper las reglas del género en “Ropa tendida”. En cada cuento aparece una situación, a veces límite, que nos obliga a ver nuestra realidad con nueva mirada. La perspectiva con la que aborda cada pieza es diferente y, aun así, la sensación final es la de haber estado en un lugar en el que todos los personajes guardan un idéntico secreto que comparten a su manera con el lector.

11025901_10205196345921240_4863574916825215294_oQuizás sea “El regalo” el cuento que hoy representa para mí de manera más directa la atmósfera general del libro. Una montaña rusa en la que el viaje nos da la oportunidad de asistir a lo universal a través de un acontecimiento particular. Y como advierten muchos, es en esa hermosa derrota, la de intentar explicar con un detalle todo un mundo, donde nacen los mejores cuentos.

No sé qué derrotas aparecerán el próximo miércoles en el taller de escritura. Será hermoso asistir a ellas y comprobar que no existe el final perfecto para un relato sino formas de interpretar aquello que nos llega como un disparo a bocajarro.

Asegura Guillermo Samperio: “La creación literaria puede salvar a una persona de la locura y hasta del suicidio, y si el cuento está bien escrito, si revela algo íntimo de una vida, el buen lector irá acumulando revelaciones y forjará una visión del mundo más profunda y crítica”. Recomiendo seguir el consejo de Samperio asegurando que Yo soy la locura les salvará de la locura y hasta del suicidio. La ficción es demasiado hermosa como para dejar pasar su tren de largo. Caminen en círculos.

Escuchando mientras escribo:

Próximamente:

11220137_1042121555809801_8886221152441688778_n

Anuncios

Acerca de diegomaringalisteo

Aún no está escrito
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s